Piloto Gemini

De Eden Wars Wiki
Revisión del 21:38 11 nov 2015 de Stormcrow (discusión | contribuciones)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar

Tan solo se ha logrado activar a una cantidad limitada de las titánicas máquinas conocidas como Savior. Gemini es el nombre con el que se conoce a los escasos tripulantes de los Savior. Para convertirse en piloto Gemini un humano debe superar unas pruebas muy estrictas y someterse a una cirugía cerebral tremendamente invasiva. El rasgo principal de los Gemini es una psique especialmente fuerte para aguantar las duras perturbaciones mentales que sufren los pilotos cuando viajan en estas moles de metal. Hay muchos casos de Gemini que han perdido la cordura. Los pilotos Gemini suelen ser bastante excéntricos, lo cual está reforzado por el aura de secreto que siempre envuelve a este misterioso colectivo que vive apartado del resto de la raza humana.

Los pilotos Gemini vienen a ser la “interfaz” humana que permite gobernar a un Savior, pero un piloto o equipo de pilotos Gemini no es ni mucho menos suficiente para controlar a estos prodigios. Los pilotos Gemini actúan siempre bajo el control directo de un Centro de Mando que a través de un enlace neurotransmisor activa determinadas áreas del cerebro del piloto a la vez que las partes semiautónomas del Savior mediante una compleja red de sensores y servos, lo cual requiere una gran capacidad de procesamiento proporcionada por una IA suficientemente poderosa. Cuando un piloto Gemini se conecta a un Savior fusiona su conciencia con la máquina, perdiendo su propia personalidad en el proceso. En cierto sentido el piloto Gemini “se convierte” en el Savior. Pero la mente humana, aún con la potenciación de las mejoras cibernéticas y de la neuroingeniería, no puede soportar la intensidad psíquica para operar un Savior ella sóla, de ahí la importancia del Centro de Mando. Los primeros pilotos Gemini operaban a los Savior en solitario: esto implicaba una enorme lentitud en sus operaciones y el inevitable sacrificio del piloto. Gracias a estos primeros héroes se pudo salvar la especie humana en Edén, pero hoy en día, especialmente en situaciones de combate, es inconcebible operar un Savior sin la supervisión de un Centro de Mando.

Se dice que los pilotos Gemini llegan a desarrollar vínculos muy fuertes con sus máquinas y que el paso de un Gemini por un Savior crea una especie de “impronta psíquica” tanto en la máquina como en el piloto. Se dice que un Savior “recuerda” a los pilotos que lo han controlado a lo largo del tiempo, especialmente a los que han muerto en acción mientras lo pilotaban. Los Savior son prácticamente indestructibles, pero pueden ser dejados fuera de combate si reciben altísimas cantidades de daño o si su núcleo de energía se ve comprometido. La muerte de un piloto Gemini, más que por daños físicos en combate, suele ser debida a la desconexión forzosa que se produce cuando el Savior queda fuera de combate, que causa la muerte instantánea del piloto, o debido a la retroalimentación psíquica de los daños más graves.