¿Qué hay detrás de Incivil XIV - Acero y Pólvora?

Escrito por Incivil -  14/05/2016 - 17:21:24



Han pasado cinco años desde que la poderosa armada rysodiana conquistó la inexpugnable Umbanac. Antaño, esta ciudad costera fue poderosa y orgullosa pero tras la conquista feran, los supervivientes de la Batalla del Ocaso Carmesí se vieron obligados a doblar su rodilla ante el nuevo virrey, Rodrigo Sandoval.
 
Las duras condiciones por las que pasó la ciudadela tras su conquista, permitieron que diferentes bandas criminales germinasen. Cuando hay necesidad, son los menos honrados los que asoman sus cabezas para sacar la mejor tajada posible de unas condiciones míseras.
 
Con el paso del tiempo, el poder que las bandas lograron en las calles fue tal que su existencia dejó de ser un secreto. El gobierno trató de combatirlas y erradicarlas pero al final no tuvo más remedio que terminar por aceptar a aquellas ratas que habían nacido y engordado entre las cenizas de la antigua ciudadela. El crimen organizado era una realidad difícil de evitar e incluso los ciudadanos habían aceptado su presencia: permitiéndolo, formando parte de él o simplemente haciendo oídos sordos. Así, Umbanac se ha convertido en una ciudad dominada por el miedo y la avaricia.
 
Ahora, la reciente enfermedad que ha impedido al virrey, postrándolo en cama, ha abierto viejas dudas y heridas. Desde el norte, el poderoso Imperio de Ingrad, hasta el momento apaciguado por las relaciones diplomáticas del propio Sandoval, quiere asegurarse de que los feran sabrán dónde poner límite a su expansión. Por el contrario, los más beligerantes entre los conquistadores del Nuevo Continente, van aprovechar la nueva realidad para intentar ir más allá de los muros de una urbe que se les queda pequeña.
 
En tal coyuntura, el gobierno de la ciudadela tendrá que elegir a un sucesor digno al virreinato entre los dos hijos de Rodrigo Sandoval: Leonor y Hugo, de mentalidades muy opuestas en lo chocante al futuro de Umbanac. Pero lo que está claro para ambos es que la ciudadela va a ser un lugar difícil de gobernar si no se logra calmar el apetito de las bandas que la controlan.
 
¿Te atreverás a sumergirte en la oscura y peligrosa ciudad de Umbanac?
¡Próximamente abriremos las plazas!